lunes, 16 de agosto de 2010

Funciones del coro en la tragedia griega



“Coro” proviene de una palabra griega que significa “danza”. Y es que el grupo así llamado (que participaba en los ritos dionisíacos, en la lírica coral, en la tragedia) no solamente cantaba sino que también bailaba. El guía del coro —esto es, el que dirigía los movimientos de la coreografía— era el corifeo, que más tarde fue convertido por Tespis en primer actor y, en lugar de cantar al unísono con el resto de los coreutas, comenzó a dialogar con ellos, dando así pie al nacimiento del teatro.

Ahora nos interesa saber qué funciones cumple el coro en una tragedia griega. Citamos aquí a Demetrio Estébanez Calderón, quien en su Diccionario de Términos Literarios (2006) explica lo siguiente al respecto:

“[Al introducir Sófocles el tercer actor] el coro adquiere su forma y funcionalidad definitiva, que es múltiple:
- ritual: oraciones de plegaria, cantos de acción de gracias, ofrendas, desfile procesional, etc.;
- demarcadora: del inicio y fin de cada episodio, a través de sus intervenciones;
- mediadora: entre la acción que se desarrolla en escena y el público, cuyo sentir y pensamiento interpreta y proclama;
- y, sobre todo, narradora: sugiere y preanuncia los derroteros por los que se va a encaminar la acción; advierte a los personajes del peligro que corren con su conducta y de las desgracias que se ciernen sobre ellos, interroga a los dioses sobre el destino, etc.” (Estébanez Calderón, 2006: 217-18)

Sin embargo, en la enumeración de Estébanez Calderón falta una función importantísima, que hace al espectáculo teatral mismo: el coro forma parte fundamental de la puesta en escena, pues sus cantos y evoluciones en la orquestra otorgan pompa y fastuosidad a la representación. Una tragedia sin coro perdería todo o gran parte de su espectacularidad.

Estébanez Calderón, Demetrio (2006) Diccionario de Términos Literarios. Madrid: Alianza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada